lunes

Pan







¡Pan blandito, mujeres, recién hecho...!, cantaba el muchacho a lomos del borrico, el serón lleno de hogazas.
Para llegar hasta allí había sido necesaria la besana, la era, el molino, la tahona. Cada hogaza de pan evocaba de manera inapreciable,  la sementera, la siega, la trilla, la molienda, la cochura; y el sudor de gañanes, segadores, molineros, panaderos... Olía a horno calentado con tamujas, retamas, sarmientos...
Pan..., la insignia más noble de la tierra de secano, de los campos de labor, la vida de sus gentes.


No hay comentarios: