martes

Tierra





Tú no sabes cómo está..., no te haces una idea... un perdío, ¡un perdío! Qué pena, tanto trabajito pa' ná... Es mejor no verlo, mira lo que te digo, es mejor que no lo veas.Yo he venío con un mal cuerpo..., lo primero que he pensao ha sío: menos mal que este hombre mío está bajo tierra, porque si lo viera el pobre...
Pero to arrasaito ¿eh? Los árboles sin cortar, llenos de respondones, de pimpollos, de ramas secas...; la tierra sin labrar, con la corteza dura, y llena hierba y palitroques que te llegan por la rodilla ¡Y no te digo ná la de papeles, de bolsas de plástico, de latas y de botellas que te encuentras tirás...! Un basurero; ¿pero a'nde vamos así, a'nde vamos?, y mires a'nde mires, no ves ná más que tres cuartas de lo mismo... Mira, te entra una cosa cuando lo ves...
¡Igualito que cuando lo teníamos nosotros, igualito estaba el campo entonces, que daba gloria verlo...! Este hombre mío, sin ir más lejos, veía un brotecito de hierba y me decía: "hay que apurarse, que  ya viene espuntado la hierba"; y allí que se iba, que lo tenía más limpio que una patena, ¡amos que ya podías ir descalzo que no te hincabas un abrojo, no te preocupes! Y no te digo ná cuando veía un árbol con una rama un poquito vencía, vamos, que le faltaba tiempo pa' ir y poner una horca, ¡con un cuidaito que la colocaba..., si parecía que sufría por el árbol! ¿Y los injertos...?, ¡no se esmeraba ni ná, si parecía que estaba haciendo un bordao en el árbol...! Y quien dice este hombre mío, que en gloria esté, dice cualquiera, que el campo era sagrao.
Pero ahora... to' abandonao, perdío...; nadie se quiere hacer cargo, y el que va a hacer algo, lo hace  de mala gana y porque no le queda otra, y van desandito de terminar pa' venirse pa'l pueblo. No aprecian ná, ni tienen apego a ná... ¿No se darán cuenta de que la tierra nos da to', de que sin la tierra no se puede vivir,  de que to el mal que hacemos a la tierra se vuelve contra nosotros mismos...?



No hay comentarios: