martes

Pilón





Estuvimos allí, en el pilón alfombrado de ova, cuando las mulas bebían a lametones, mientras miraban el reflejo de su cabeza y de su collera en el agua verdosa. Estuvimos en el preciso instante en el que una mujer llenaba un cántaro, y otra pedía la vez. Probamos en nuestras manos la tibieza del agua del pilón en un día de verano, y rompimos su cristal de escarcha en invierno.
Y dicho esto, allí en el pilón quedó el instante leve y fugaz de la niñez.


No hay comentarios: